Artículos con la etiqueta: Azulejos clásicos sevillanos


Número de casa verde cobre con flores Ref-041

Número de casa verde cobre con flores Ref-041

Azulejo con número de casa verde cobre con flores. Se puede realizar en otros tonos y medidas para adaptarlo a su fachada.Dimensiones 15 x 15 cm Trabajos relacionados Número de casa verde cobre con flores Ref-041 Azulejo con número de casa verde cobre con flores. Se...
Mural azulejos de Crucificado

Mural azulejos de Crucificado

Mural de azulejos con imagen de la talla de un Cristo del s.XV.Este Cristo se encuentra en Coria del Río en Sevilla.Dimensiones 45 x 60 cm Trabajos relacionados Mural azulejos de Crucificado Mural de azulejos con imagen de la talla de un Cristo del s.XV.Este Cristo se...
Número de casa estilo árabe Ref-040

Número de casa estilo árabe Ref-040

Número de cerámica en azulejo en estilo árabe hispano-musulmán de Andalucía, en tonos azules. Se puede realizar en otros tonos y medidas para adaptarlo a su fachada.Dimensiones 15 x15 cm Trabajos relacionados Número de casa estilo árabe Ref-040 Número de cerámica en...
Número de casa estilo árabe Ref-039-b

Número de casa estilo árabe Ref-039-b

Número de cerámica en azulejo en estilo árabe hispanomusulmán de Andalucía, en tonos verdes. Se puede realizar en otros tonos y medicas para adaptarlo a su fachada.Dimensiones 20 x 20 cm Trabajos relacionados Número de casa estilo árabe Ref-040 Número de cerámica en...
Número de casa estilo árabe Ref-038

Número de casa estilo árabe Ref-038

Azulejo con número para casa en estilo árabe o andalusí.Este modelo está inspirado en la tradicional lacería árabe hispanomusulmana de Andalucía, en tonos azules. También se puede realizar en otros tonos y tamaños, para que combine perfectamente con la decoración de...
Azulejo  bendición Ave María

Azulejo bendición Ave María

Azulejo estilo antiguo con lema » Ave María » Esta cerámica antigua se colocaba en la entrada de las casas para recordar el saludo que hacía el visitante » Ave María Purísima » y que así respondiera el habitante de la casa » Sin pecado...